El Cuarteto de Nos y sus tres décadas de rock uruguayo

El Cuarteto de Nos es un grupo uruguayo de rock y rap rock (y también muchas veces de sátira) que con melodías y rimas ingeniosas y pegajosas ha logrado posicionar su particular sonido como uno de los más reconocibles de América Latina.

Pero, a pesar de haber alcanzado la fama internacional hace una década, el grupo lleva más de tres décadas componiendo, grabando y girando. El Cuarteto de Nos se formó en 1984 en Montevideo, mismo año en el que el grupo lanzó su primera grabación: un vinilo que compartieron con el músico Alberto Wolf, llamado precisamente El Cuarteto de Nos / Alberto Wolf. En 1987, El Cuarteto (que por estos días es un quinteto) sacó su primer disco completo, Soy una arveja.

Después vino una larga carrera musical que los llevó a conocer todo Uruguay, luego a girar por Argentina y finalmente a tocar por toda América Latina. Este año lanzaron su decimoquinto disco, Apocalipsis zombi (Sony Music), que fue nominado a los Grammys Latinos en la categoría de mejor álbum de música alternativa (además, el sencillo del disco, también llamado “Apocalipsis zombi” fue nominado a la mejor canción alternativa).

Hablamos con Álvaro Pintos, quien ha sido el baterista de la banda desde 1985, sobre cómo han evolucionado la banda, sus miembros y la música uruguaya en estas tres décadas de trabajo.

Stereotheque: Tú has estado casi desde el principio de la banda. ¿Cómo has visto que haya cambiado la escena musical en Uruguay desde entonces?

Álvaro Pintos: Es verdad que llevo mucho tiempo, pero de los miembros viejos soy el más nuevo. Desde que comenzamos ha habido muchos cambios, no sólo musicales. La dictadura militar se acabó en 1985, más o menos por la época en la que yo entré en la banda. Después de que cayera, hubo una apertura a muchas cosas, también a la música. De ahí sale el rock uruguayo, que al principio le costó muchísimo sobresalir. Desde entonces el rock uruguayo se ha profesionalizado mucho. Es una necesidad. En Uruguay somos pocas personas, pero muchos músicos, así que es difícil salir adelante, hacerse notar. Pero cuando se trabaja bien se puede, se puede.

Stereotheque: ¿Cómo fue ese proceso para ustedes en particular? ¿Cómo lograron sobresalir de entre la multitud?

Álvaro Pintos: Fue con Otra navidad en la trinchera (1994, Ayuí / Tabacué), el primer disco que editamos en CD. Antes todos nuestros discos eran en cassette o en vinilo. Con ese disco fuimos muy conocidos en Uruguay. Gracias a él tuvimos la suerte de conocer todos los departamentos de Uruguay y de hecho sigue siendo hasta el día de hoy el disco que más se ha vendido en la historia del país. Con ese disco le apuntamos a ir Argentina, ya habíamos ido a todos los rincones de Uruguay, así que lo lógico era seguir en Argentina, que está aquí al lado. Esa vez no lo pudimos lograr, pero lo pudimos hacer poco tiempo después.

Stereotheque: ¿Y cómo es ahora la situación en Uruguay? ¿Hay una escena más madura, o más fácil de penetrar?

Álvaro Pintos: No es fácil, no es simplemente agarrar una banda y comenzar a tocar. Hay que trabajar mucho. Como te dije, en Uruguay somos tan poquitos pero somos tantos músicos, que incluso haciendo las cosas bien te puede ir mal. Pero te vas a acercar mucho a que te vaya bien si haces las cosas profesionalmente a la hora de ensayar, de prepararte para un show, de grabar… Hablo en general, por supuesto, esto es cierto de cualquier banda de cualquier país. Tenés que ser profesional y además es importante que tengás algo para decir.

Stereotheque: Ustedes no solo llegaron a Argentina, sino que ya han grabado algunos discos allí.

Álvaro Pintos: Sí, el primer disco que grabamos en Argentina fue Revista ¡¡Ésta!! (1998, BMG). Y hemos grabado otros más allá, incluido el más reciente, Apocalipsis Zombi, que grabamos de la mano de “Cachorro” López, a quien respetamos muchísimo. Nos encantó su trabajo.

Stereotheque: ¿Cómo llegaron a trabajar con él?

Álvaro Pintos: Nuestro productor, con el que hemos trabajado por mucho tiempo, Juan Campodónico, tenía mucho trabajo esta vez y no nos podía ayudar. Así que entre todos dijimos que sería bueno contar con Cachorro López, porque lo admiramos mucho. Pero es difícil contactarlo. Así que le mandamos una carta y él no lo creía, tenía una alegría inmensa, estaba muy emocionado de trabajar con nosotros. Nos sorprendimos y alegramos mucho también.

Stereotheque: ¿Y se sintió una diferencia al trabajar con Cachorro López?

Álvaro Pintos: Sí, claro, trabajan diferente. De repente Juan es más obsesivo con la parte técnica, él lo maneja de una manera más firme, más concreta. Cachorro es un poco de dejar más libre el tiempo, el resultado es un poco más fresco.

Stereotheque: ¿Y el resultado también lo sentiste diferente?

Álvaro Pintos: Bueno, este disco lo sigo escuchando. Usualmente me pasa que me disocio rápido de nuestros discos, pero este, como te digo, me parece más fresco.

Stereotheque: En una entrevista Roberto Musso [el cantante de la banda] dijo que este disco lo habían hecho pensando mucho en cómo se oiría en vivo. ¿Qué tanto es cierto eso?

Álvaro Pintos: Sí, es verdad. Roberto es una persona muy obsesiva, se encierra un año a hacer una canción. Este disco en un poco más fresco también en la letra, habla de la idiotez humana, de lo que es la sociedad actual, de cómo nos idiotizamos con los electrónicos. Pero es verdad que funcionó muy bien en vivo. Nos sorprendió mucho que fuimos de gira por toda América y la gente se aprendía la letra, cantaba todo con nosotros, era impresionante. La letra es muy complicada, muy enredada. A veces me preguntaba: ¿cómo hacen, la están estudiando la letra?

Stereotheque: Hablando de las nominaciones a los Grammy Latinos, ustedes ya han sido nominados varias veces y además ganaron dos premios en 2012. ¿Cómo cambió eso su carrera?

Lo de los premios de Grammy es muy gratificante, realmente. Después de que ganamos aquella vez, la gente ya se preguntaba “¿quién es El Cuarteto de Nos?” y se decían “por lo menos vamos a escuchar una canción a ver de qué se trata”. Lo de los premios por lo menos te abre puertas y seguramente eso fue lo que nos llevó a conocer tantos países. Es muy bueno.

Stereotheque: Ya para cerrar, ¿qué tipo de equipo te gusta usar para tocar?

Me gusta mucho la batería DW, la Collector Series. También me gustan los platos Zildjian, de 18”, o de 19”, el hi-hat Fusion de 14”, el pedal de bombo DW 5000. La verdad tengo diferentes gustos, pero están mis baquetas y eso es todo lo que tiene un baterista, de ahí adelante tiene que trabajar.

Tags:

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Ads

You May Also Like

100 años de la primera guerra mundial y la influencia del ragtime

Hace 100 años, Estados Unidos entró oficialmente a la primera guerra mundial. En abril ...

Stereo Latinx Presents: Making Movies, Playing Human Music

During yet another time in history when borders, colors and religions are being used ...

La Mambanegra

La Mambanegra lleva Cali al cine de Scorsese

El grupo caleño La Mambanegra acaba de lanzar un nuevo video para promocionar el ...

El peregrinaje sonoro de los Hermanos Menores

Campoamalia by Hermanos Menores Campoamalia, el último disco de la banda colombiana Hermanos Menores ...

Foto de Domingo: Laboratorio creativo

Carlos Quebrada, TVL REC y la experimentación sin límites.

Carlos Quebrada es un músico excepcionalmente inquieto. Cada vez que me lo encuentro en ...