Felipe Linares: componiendo la música de “El Robo del Siglo”

Felipe Linares

Conoce a Felipe Linares

Desde La Bohème Studios, su estudio de Producción y Post-producción de Sonido y Música para Cine y TV en la ciudad de Bogotá, Felipe Linares completa uno de los roles más importantes en la finalización de toda obra audiovisual: el audio y la música . Dentro de sus múltiples créditos de participación (revisen su IMDb), se destacan producciones como Green Frontier, Los Fierros“, “Malos Dias y muchos más.

Los mejores scores y composiciones de Cine y Televisión son elementos que se acoplan perfectamente a la narrativa de la obra y no son un elemento más: son un elemento del todo. La música define sentimientos, personajes, acciones, y tiene el poder de narrar la historia.

Además, la Post-producción de audio es un campo realmente interesante que obliga a usar bastante creatividad para darle vida a los sonidos que luego se conectan con la imagen en pantalla: diseño de sonido, efectos de sonido, “Foley”, “ADR”, edición, mezcla, y mucho más. Así es, la mayoría de los sonidos de “ambiente” de una película o corto, son regrabados por separado.

Para este año, Felipe Linares fue elegido por los directores Pablo Gonzalez, Camilo Salazar Prince, y productores de Netflix para componer la música de la nueva producción original “El Robo del Siglo” que a tan solo unas semanas de su lanzamiento ya es éxito rotundo entre los aficionados al género.

¿Cómo iniciaste en la música y la composición para cine y televisión?

Desde muy pequeño la música y tocar instrumentos me produjo una gran fascinación. Estudiando distintos instrumentos me di cuenta que además existía la posibilidad de crear nueva música, no solo interpretar la que ya estaba compuesta. Decidí estudiar composición en la Universidad de Los Andes y creo que a diferencia de otros compositores de música para cine no fue la música para cine la que me llevó al cine, más bien fueron películas en las que su historia gira en torno a la vida de un compositor o de alguna obra musical como por ejemplo, Shine, y el gran Concierto para Piano No. 3 de Sergei Rachmaninoff. Immortal Beloved, y la vida y muerte de Beethoven. Amadeus, y la vida y muerte de Mozart. Pero fue The Red Violin la película que terminó de confirmar mi sueño de componer música para cine; su score es original y ganador de un Oscar.

¿Cuáles son tus herramientas principales para tu proceso de composición y producción?

Cada proyecto es diferente y así mismo requieren aproximaciones diferentes. Mi objetivo es darle una voz o una identidad muy fuerte a cada uno con la música. Esto se puede ver traducido a una aproximación clásica de papel y lápiz, o algo completamente experimental que surge a partir de grabaciones de sonidos y la manipulación de los mismos. También con la creación de nuevos instrumentos musicales, eso es algo que encuentro muy estimulante.

¿Qué diferencias principales hay entre la composición para cine y para Televisión?

En esencia debería ser lo mismo, eso es algo que como compositor debo siempre respetar y fomentar. No importa el formato, el proceso debe ser el mismo; lectura de guiones, comprensión de la historia y de los personajes, búsqueda del tono apropiado, primeras ideas y desarrollo. Ahora, la diferencia está en la escala del proyecto, se podría decir que en el caso de las series cada episodio es como una película pequeña, que tiene una estructura narrativa que hay que entender y ayudar a soportar desde la música. La serie en su totalidad comprende un arco narrativo que la música debe seguir también, así como los personajes y la historia pasan por un cambio la música también.

¿Qué crees que pasará con la industria cuando se “reactive” la economía luego de la cuarentena en Colombia?

Yo creo que vamos a tener un boom creativo y de producción muy grande. La cuarentena ha puesto al mundo a reflexionar y cuando uno se ve obligado a confrontarse, en silencio, en aislamiento creo que se dispara la creatividad. Estoy seguro de que este tiempo lo han sabido utilizar muy bien los creadores, guionistas y productores para desarrollar historias.

¿Cuáles son los compositores/compositoras que más han influenciado tu sonido?

Siempre le he tenido un amor especial a dos grandes, Ennio Morricone y Bernard Herrmann. Lo que encuentro en ellos es que para su época fueron unos revolucionarios, si revisamos su obra hoy nos va a parecer que tiene un sonido clásico pero para la época fueron atrevidos y le dieron una identidad muy fuerte al cine de Sergio Leone y de Alfred Hitchcock. De los compositores actuales tengo una gran admiración por la música de Jóhann Jóhannsson, Jonny Greenwood y Hildur Guðnadóttir.

¿Qué opinas de los estándares y la estética establecida en los scores del cine mainstream? – hablo de sonidos tipo John Williams y Hans Zimmer.

John Williams y Hans Zimmer son compositores muy importantes en la industria y en general en la música para cine a nivel mundial. Creo que su trabajo y lo que han logrado hacer por este oficio merece solo admiración y respeto. Hans Zimmer es un compositor que sabe reinventarse y mantenerse muy actual, el score de Interstellar y el de Dunkirk es una muestra de eso.
Como compositores estamos al servicio de la producción, y aún teniendo una posición fuerte en cuanto a estilos y tendencias, está en nosotros ayudar a resolver y mediar entre lo mainstream, comercial y lo “único” o independiente.

¿Cómo llegaste al proyecto de “El Robo del Siglo” de Netflix?

Llegué al proyecto por una llamada que me hizo Pablo González, director, escritor y creador de la serie. Con Pablo habíamos trabajado en una película que él dirigió llamada Los Fierros. La experiencia de trabajar con él fue increíble, creo que fue por el buen resultado con Los Fierros, él es una persona muy leal a su equipo.

¿Qué estilo de música podemos encontrar “El Robo del Siglo”?

Es un score muy rítmico, muy rico en instrumentos de percusión. Los directores Pablo y Camilo siempre hablaron de impulsos, propulsión, adrenalina; hablaban de una música que fuera poco convencional, que se desarmara y que por momentos se volviera a alinear, que nos diera una sensación de avance. Es una música que está en una carrera contra el tiempo.

¿Para “El Robo del Siglo”, la composición musical se definió junto con los directores Pablo Gonzalez y Camilo Salazar Prince, ¿o con Netflix?

A diferencia del cine la música para televisión se hace con un equipo mucho más grande que supervisa los procesos de post producción. La música de “El Robo” se definió con Pablo González y Camilo Prince; Arturo Diaz de Netflix y Juliana Moreno de Dynamo.

¿Qué tanto tiempo tuviste para componer las piezas para la serie?

Tuvimos dos meses de pre producción y 5 meses de producción de la música. En el momento en que entramos en cuarentena por la pandemia se afectó el cronograma pero poco a poco nos fuimos poniendo al día. Fue un esfuerzo muy grande en coordinación con todo el equipo de post producción, Netflix y Dynamo.

¿Por lo parecido de las temáticas, se han tomado un acercamiento musical a lo que conocemos de “La Casa de Papel”?

Realmente no, La Casa de Papel y El Robo Del Siglo son dos series muy diferentes. Me atrevo a decir que el tono y el estilo narrativo es más bien opuesto. Por pertenecer a un género específico comparten ciertos elementos que los definen como un Heist, pero en su realización son muy diferentes.

¿Cuáles son los mayores retos de mantener un estudio de música para Cine y Televisión en Bogotá, Colombia?

No ha sido fácil. Son muchos los sacrificios, especialmente de tiempo. Como cabeza del estudio debo estar ahí siempre. Afortunadamente cuento con un equipo de primera, poco a poco estamos haciendo industria y aprendiendo de grandes como Dynamo y Netflix. Ellos nos han mostrado cómo se hacen las cosas por fuera, son modelos que existen y que ya están establecidos. Como estudio queremos seguir creciendo, creo que en Colombia estamos para hacer cosas grandes como El Robo Del Siglo, tenemos el talento y el empuje para producir para el mundo.

¿Cuál es tu parte preferida en los procesos de composición/producción/post-prod?

La prueba y el error. Es un proceso liberador, para mí es ahí donde me conozco como compositor. Como estoy solo en ese momento nadie juzga las ideas, al principio yo mismo lo hacía y terminaba desechando mucho material, pero después me arrepentía por no haberlo documentado. Ya no lo hago, ahora grabo todo y después voy filtrando, como dice Hans Zimmer, las ideas son muy frágiles. Después viene un proceso muy enriquecedor que es componer en colaboración con los directores, es ahí donde la música termina de brillar, desconfío mucho de un “cue” (término técnico para una pieza o track musical en una película o serie) que es aprobado en su primera muestra. Cuando el director se ensucia las manos y manipula el material es cuando la música termina de coger forma. Se puede decir que es un acto de humildad, mi “ego” de compositor no se puede interponer en ese proceso.

¿Tienes consejos para las personas que quisieran iniciar a componer para audiovisuales?

Les diría que busquen colaborar con jóvenes escritores, directores, productores. Esta es una carrera muy larga y toma mucho tiempo desarrollar habilidades que son fundamentales, no es solo componer, tal vez componer es solo el 50%.Toca entender cómo funciona el cine, consumir mucho cine, estudiar a los grandes, pero no solo compositores, toca entender los diferentes géneros cinematográficos, estilos narrativos, directores, etc. El trabajo en equipo es fundamental, saber seguir indicaciones, ser humilde. Son muchas las personas que en el proceso deben juzgar la música, muchos de ellos o tal vez todos no tienen formación musical profesional pero sí tienen un instinto y un conocimiento de las historias y de los personajes que está primero que cualquier otra cosa.

¿Qué tan importante es la colaboración para tus proyectos? ¿Cómo has creado tus contactos y network?

Esto es de paciencia. Yo me gradué de composición en el 2009, han pasado 11 años para llegar a este punto. Durante ese tiempo me propuse que con mi música iba a llegarle a los productores que están en la lucha creando contenido para cine y tv. Comencé con cortometrajes, muchos cortometrajes, ejercicios de género con mi gran amigo y que ahora es un director referente en colombia Andrés Beltrán. Después vino nuestra primera película Malos Días; producida por nosotros mismos, sin ser productores. Malos Días se convirtió en nuestra carta de presentación y poco a poco comenzaron a pasar cosas. Ahora lo más importante es cuidar esas relaciones personales y comerciales, para mi eso es fundamental.

¡Crea una cuenta en Stereotheque y construye tu network de profesionales!

El futuro cercano de Felipe Linares

En este momento, luego de terminar el trabajo para la primera temporada de “El Robo del Siglo”, Felipe Linares está trabajando en una nueva película de terror dirigida por Andrés Beltrán y producida por también por Dynamo. Felipe nos contó que afortunadamente se alcanzó a grabar antes de que Colombia entrara en cuarentena permitiéndole trabajar en la música.

Sigan los trabajos de Felipe Linares en su cuenta de Instagram. También la página de Facebook de La Bohème Studios, y su página web.

Por último les compartimos el trailer de “El Robo del Siglo” y también el enlace para una piezas de mis favoritas: “Amor a primera vista” por Felipe Linares para el cortometraje “El Librero” – (que tuve la fortuna de toparme en alguna sala de CineColombia en el 2015).


¡Únete a nuestra comunidad de profesionales de la industria!

¡Únete a Stereotheque HOY!
¡Suscríbase a The Hub para leer y aprender lo mejor sobre la industria de la música y el entretenimiento!

  • Show Comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Ads

You May Also Like